Cómo trabajar de lo que me gusta (Así nunca lo lograrás)

El mundo cambió, ya no hay por qué trabajar en algo que no nos gusta. Las personas que creyeron fuerte en esto (y trabajaron duro) hoy viven de lo que siempre quisieron. En regiones específicas del primer mundo se da como un hecho.

La globalización, mala para algunos y buena para otros abre las puertas a las personas que no se cansan de llamar. Depende ahora de que tan bien derrotemos las adversidades, con qué actitud lo hacemos. El aprendizaje constante será clave.

En latino-América sigue la creencia popular de que las «personas comunes» deben trabajar duro en lo que sea por unas pocas monedas. Los que estudian carreras, estudian con el propósito de conseguir un trabajo cualquiera de su especialización. Solo esperan que pague más y tenga mejores beneficios.

Nuestro tío Ramón y la tía Noli todavía creen que la única forma de sobrevivir es salir a trabajar a la fábrica como operario de 8 a 17, limpiar las calles o trabajar en la construcción. Aunque no nos guste.

Ser feliz para trabajar en lo que me gusta

Se felíz para trabajar en lo que te gusta

Para que te contraten o para que tu proyecto sea exitoso, primero tienes que disfrutar quien eres y lo que haces. Hay que ser felices sin esperar que alguien mas lo haga por nuestra cuenta.

Te preguntarás ¿Cómo hago para ser feliz si todo lo que me rodea es una mier#? Y te respondo, puedes empezar por ahí. Hazle caso a tu curiosidad y replantea todo lo que te molesta. Busca soluciones. Las personas felices buscan mejorar persiguiendo objetivos a corto y largo plazo.

La felicidad no está lejos, pero es extraña. Porque no es la búsqueda de lo que te hace bien, como nos quieren hacer creer. Según concluyen los estudios más serios consiste en vivir de acuerdo a tus expectativas: hacer el bien a los que te importan y esforzarte por lo que te apasiona.

Muchas veces hay que actuar aunque no tengamos ganas. Mientras mas fuertes ante las adversidades y menos expectativas tengamos, más felices seremos.

Hacer sacrificios e incorporar hábitos nuevos que no van alineados con nuestros impulsos duele. Lo hacemos igual porque sabemos como funcionamos, por lo tanto somos conscientes de las consecuencias que puede tener dejarnos llevar.

El círculo de la felicidad.

El círculo de la felicidad para trabajar en lo que me gusta

La felicidad depende en gran parte de la riqueza mental. Esta abarca inteligencia emocional, fuerza de voluntad, valentía y sacrificio.

Si actuamos en cadena con acciones que abarcan nuestra excelencia (las del mejor yo) por un largo período de tiempo, entramos en un ciclo. Lo llamaremos «círculo de la felicidad».

Depende de la riqueza mental dejar de lado las distracciones y profundizar en el conocimiento real (el que importa de verdad), tras un intenso período de aprendizaje el sacrificio comienza a disfrutarse…

Mientras sigamos en esta senda, la riqueza mental seguiría aumentando y los buenos hábitos con ella.

Los que viven infelices y desdichados, es que entraron en el espiral invertido. Pueden creer firmemente que el mundo les debe cosas y que viven en la desgracia. No tienen la información adecuada ni voluntad suficiente de aprender algo que en realidad les importa.

Lo que realmente importa es la mentalidad

Todos tenemos un mundo interno

Esto te puede sonar a fantasía. Pero cada quien construye su mundo, hay sociedades enteras progresando más rápido que otras, porque viven bajo una realidad imaginada más sinergica para la prosperidad ¿Vas a vivir creyendo que no existirá la plenitud en tu vida? ¿O por el contrario vas a creer en que todo lo que puedas comprobar es posible?

La realidad es que las posibilidades de vivir de un proyecto sólido son grandes. Ejemplos tenemos en todas partes del mundo.

Escucho todo el tiempo a emprendedores de pequeños y grandes negocios hablar de lo bien que les va, y lo felices que son trabajando todos los días. Algo en común que todos tienen es que son muy trabajadores, es común escuchar que dedican (o han dedicado) más de 12 horas de trabajo diario puro y duro en sus proyectos, por largos períodos de tiempo.

Con aprendizaje constante, y esfuerzos excepcionales constantes lo lograrás. Es cuestión de buscar la solución a los problemas de tus objetivos, uno tras uno.

Trabajar en los sueños no es para todo el mundo

La búsqueda de la felicidad es dura, trabajar en lo que me gusta es clave

 En teoría todos pueden. Como habrás imaginado por lo discutido arriba, la mayoría no se encuentra dispuesta a hacer lo que es necesario. Quieren beneficios gratis y pretenden que el azar esté siempre de su lado.

A modo de ejemplo: las personas se quejan porque el gobierno no les brinda trabajo. Pero en la gran mayoría de países, la falta de trabajo no sería realmente un problema si cultivaran habilidades profesionales que los haga indispensables para la sociedad. Si no existen puestos, creas uno.

Por esto es que conseguir el trabajo de tus sueños, o crear el negocio de tus sueños es inalcanzable.

El problema real es la falta de interés general en el mundo.

Como digo en VisionXploit, las personas aprendemos por defecto a través del efecto rebaño a ser solo un engranaje de la sociedad. Algunos simplemente tienen como objetivo ser felices, y que nunca les falte nada, por lo que se limitan a sí mismos.

Muchos ni siquiera se creen capaces de tener algo que aportar. En las escuelas nos enseñan a seguir instrucciones y ser competentes en las mismas áreas. No a ser realmente únicos o, útiles.

De todas maneras, si estás leyendo este artículo es porque quieres trabajar en algo que te gusta. No importa si ahora mismo no sientas que tengas una «habilidad especial o única», lo que importa es que quieras llegar a ella. Te aviso de antemano que la mejor forma para llegar a tener esa seguridad es estudiando mucho, explorando intereses y por sobre todo. Practicar!

Destaca trabajando en lo que te gusta

Debes ser como un emprendedor para trabajar en lo que te gusta

Ya vimos que tener una mente fuerte es importante, incluso para ser un empleado exitoso. En el pasado podía ser que si no tenías el capital suficiente estabas destinado a ser un empleado infeliz de por vida, dado que los altos cargos eran de familias adineradas.

Ahora no es tanta la necesidad de bienes, como de nuestra actitud, aptitud y efectividad al trabajar, por eso es que hay tanta competencia. Al mismo tiempo tanta riqueza en el mundo (Estadísticamente cada vez hay mas riqueza.)

En VisionXploit creemos que emprender puede proveer a largo plazo un mayor grado de libertad, para que se acomode a tu estilo de vida y para crear beneficios para los usuarios de mayor impacto, por eso hablamos de crear tu propio negocio repetidas veces. A pesar de esto los mejores trabajos del mundo también requieren la habilidad de personas que saben destacar y valerse por sí mismas.

Emprender a tiempo parcial en lo que me gusta

Para ser alguien que puede emprender y valerse por sí mismo, se debe adoptar previamente una buena cantidad de modelos mentales beneficiosos que no te hagan abandonar frente a pequeños ni grandes problemas. Deberás capacitarte tanto en las herramientas que te llevarían a la ejecución del emprendimiento, como en las estrategias que usarás para trabajar eficientemente.

Lo necesario para comenzar a emprender y destacar, económicamente hablando, sería la capacidad de sobrevivir, una computadora y conexión a Internet. Afortunadamente la gran mayoría de las personas pueden hacerse con esto. Una vez que consigas estos requisitos, estarías listo.

Aunque tu sueño no sea emprender, de verdad te recomiendo que crees al menos tu pequeño espacio virtual, que tengas hobbys donde dejes guardado tu grano de arena en el mundo.

Cualquiera que simplemente trabaje duro y de forma consistente, podría conseguir una cantidad de ingresos para ayudar en casa.

Una cosa es conseguir ingresos, pero hacerte de un negocio que pueda superar o igualar el salario de un trabajo a tiempo completo es otra historia (igual de posible).

Si tu sueño es emprender a tiempo completo habría que sumar al trabajo duro el pensamiento estratégico. Por ejemplo, analizar mercados y producir soluciones ajustadas a este (sin perder de foco tus principios).

Las apariencias engañan

Las cosas no son como parecen

En la actualidad es muy fácil dejarse llevar por las apariencias, tenemos muchas comodidades a nuestro alcance. Usamos productos increíblemente refinados por corporaciones compuestas de cientos de empleados con décadas de trayectoria, mínimo. Además, las redes sociales y otros medios de comunicación muestran solo la mejor parte de las personas.

Dadas estas circunstancias, nos volvemos más exigentes y depresivos con nosotros mismos, debido a que no sabemos apreciar los pequeños progresos.

Las personas que triunfan en el ámbito profesional tuvieron que hacer antes un trabajo previo y constante, a veces por muchos años. Dicen que para ser profesional en algo hay que invertir 1000 horas netas, los fuera de serie como los pianistas de música clásica han alcanzado más de 10000 horas de práctica.

Nuestras favoritas y principales herramientas de trabajo son los resultados de un arduo trabajo, imposible de realizar por una sola persona.

No te dejes llevar por lo barato

El mundo está lleno de individuos que crean contenido vacío. Los medios convencionales que visitan las personas mediocres en Internet son artículos súper sencillos hablando de, por ejemplo, que una celebridad del momento cambió de color de pelo.

Pensarás entonces que produciendo un contenido sencillo, sobre algo general, (calidad fast-food) tus resultados serán mas rápidos. Pensarías que es obvio, hablando de medios audiovisuales la mayoría del contenido en Internet es basura y la mayoría de las personas consumen basura, pero no es tan sencillo como parece.

Producir basura que maneje gran cantidad de tráfico también requiere trabajo duro e inteligencia. Además tendrás como competencia a los distribuidores de contenido mediocre principales. Tendrías que tener conocimientos en marketing y mucho dinero para anunciar tus productos, sin la garantía de retorno efectivo.

Una sola persona, sencillamente no puede competir con los medios tradicionales.

Se diferente al trabajar en lo que te gusta…

Se diferente para no competir

Crear productos fáciles y mediocres no te llevará a ninguna parte. Podría funcionar solo si creas algo sencillo pero inteligentemente destinado a un nicho que demande algo que alguien no haya hecho.

Me gusta usar Youtube como ejemplo porque en este sitio web tenemos acceso a una gigante colección de creadores exitosos, desde los que crean grandes producciones audiovisuales en un nicho específico, a los que crean contenido para el público general. Podemos navegar infinitamente.

Incluso cuando hablamos de los «Youtubers convencionales de la actualidad» que triunfaron por su cuenta, aquellos que tienen millones de suscriptores lograron esos resultados no solo por casualidad, sino porque hicieron algo innovador, llenaron una demanda sin descubrir por otros en su momento.

…abraza el trabajo duro

Trabaja duro para destacar

A la hora de emprender, no hay otra opción que darlo todo en el camino. De esta forma aprendemos más rapido y mejor.

Crear un producto y brindar un servicio de calidad requiere de toda nuestra creatividad y enfoque. Cuando hacemos las cosas a medias nuestro cerebro no produce las suficientes conexiones neuronales para un trabajo creativo.

¿El trabajo no te gusta y por lo tanto no tienes energía para hacer lo que amas? Hubieras diseñado una estrategia para salirte… ¿La familia te lo impide? Vas a tener que buscar la manera de que no. Yo creo que siempre hay maneras, pero si no vemos el camino es que todavía no estamos preparados. No existe triunfo sin sacrificio.

Los momentos difíciles y comienzos duros a veces son inevitables, pero fuera de eso, son más los límites que nos ponemos a nosotros mismos que los que realmente existen.

Para poder mejorar, conviene interesarnos por las cosas que realmente importan. Conviene olvidarnos de lo que no depende de nosotros.

Debes aceptar lo que eres y cambiar lo que no te gusta. Al final, lo que serás estará definido por tus acciones de cada día. Y no puedes culpar a nadie, nadie te va a regalar nada por eso. Cuando te acostumbras, nada te dará la satisfacción de trabajar en algo que te apasiona realmente duro.

Conclusiones

Ser felíz e indispensable en el mercado es cosa de prueba y error, de dedicar muchas horas de trabajo gratuito sin garantía de ser pagado (Lo hacés por vos mismo).

Es un camino constante, donde vives el presente… Disfrutando tu camino hasta el día de tu muerte. Debes aprender a disfrutar el trabajo duro y apreciar los pequeños progresos.

A veces tenemos que cumplir con ciertas obligaciones y responsabilidades, si… Pero eso no significa que no puedas planear tu estrategia de escape de la «prisión». No estoy diciendo que dejes el trabajo que detestas ahora mismo. Pero tampoco cedas ante el miedo ni permanezcas en la comodidad.

Recuerda, feliz es aquel que no espera mucho a cambio, pero ama lo que hace. El que mejor enfrente las adversidades. La felicidad en lo material es efímera.

Deja un comentario